Negro no. Afrodescendiente!

“Regly, perdóname pero Negro no, yo soy afro descendiente. Actualiza los términos”.
Así me dijo Alfre, mi ahijado, un joven con una veta cómica de las buenas y una tartamudez que cierra su simpatía.
Vuelvo sobre mis pasos y me le quedo mirando, fijo, a la cara, y él me dice, con la sonrisa a punta de labios, “¿quéeeeee…? Afrodescendiente, que es como se usa ahora, si no escucha las noticias y me darás la razón”.
Eloy Gustavo, mi otro negro dentro del colectivo, igual de ocurrente, me mira y me comenta: “Reglita, usted debe actualizarse pero, además, afrodescendiente tiene, como decirle, más toque, mejor cierre…”.Cuando dice “cierre” se refiere a terminación, más bonito, literalmente mejor acabado.
Me río y medito. Seguir leyendo

Publicado en Crónicas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Se ha ido Moltó

Se ha ido Moltó, quiero creer que para allanar el camino, como lo hacen los Padres. Se ha ido cuando las aves comenzaban a descolgarse y a dar de comer a sus hijos. Se ha ido cuando apenas comenzaba el día, a las cinco de la mañana, cuando la gente empezaba a moverse por La Habana , por su Santiago y por nuestra Cuba.
Se ha ido Moltó con la luz del Alba, a la primera del día, poco antes de que llegara el Sol y nos ha dejado con el sabor del dolor, por más de que supiéramos cercana su partida. Es que, en estos casos, al menos yo, prefiero creer en “algún milagro”.
No estaba en La Habana pero se me antoja su cielo triste, manchado por columnas lúgubres que dieron paso, de a poco a la luz de un día caliente y desesperante. Seguir leyendo

Publicado en Crónicas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

SOS…Terremoto!!!

Cuando el pasado julio la tierra tembló en el mar, frente a las costas de la provincia de Matanzas y, en Varadero, se sintió aquel movimiento inusual, precedido por una explosión, todos nos quedamos atónitos por milésimas de segundo. Pareció cualquier cosa, desde una estampida de animales en los techos hasta una bomba detonada en la cercanía del vecindario. Y esto último bien improbable en la calma de mi Cuba pero igual, eso pensamos muchos, por un instante. Seguir leyendo

Publicado en Crónicas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Preséntalo y no jodas más…

Lázaro es un hombre maduro, los años no hacen mella en él. Su tez cobriza lo hace parecer mucho más joven, aunque ronda los cincuenta años.
Graduado de Medicina, es de esos profesionales brillantes, como abundan en Cuba y ha tenido la dicha de conocer el mundo, como mejor se hace, desde adentro, desde las venas, muchas veces lastimadas por el dolor, la insalubridad y la pobreza. Por su calidad profesional y humana ganó el derecho a pertenecer a la Brigada Henry Reeve, o, Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias. Seguir leyendo

Publicado en Cuentos | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ella se siente rica y deseada pero…

Nidia es una mujer premiada por la vida con un carácter que cualquiera quisiera tener, me atrevo a decir que cualquiera quisiera tenerla siempre a su lado porque, cuando está cerca el mundo parece otro, no solo por sus colores sino por la alegría que irradia y el bienestar colectivo que se apodera del pedazo de lugar donde ella está.
La recuerdo, hace más de 20 años. Era entradita en masas pero con figura, el asma hacía estragos en su fisionomía, en tanto la salud se resquebrajaba ante la entrada de un frente frío o un cambio brusco del tiempo. Y aun en esos trances, sacaba la mejor de sus sonrisas y, mirando a todos decía su clásica frase: “esto no es peo que rompa calzoncillos”. Fue con ella, que conocí a un asmático en pleno proceso de crisis. Algo aterrador.
La Gordy, como le decimos desde entonces, ha convertido su enfermedad en un motivo de chanzas, supongo que para amortiguar la desesperación de los ataques y el deterioro físico que cada uno de ellos conlleva. Seguir leyendo

Publicado en Cuentos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

El precio de decir, Vida!

Resulta que siempre he sido bien mala en eso de reconocer a las personas. Diera lo que no tengo por, de golpe, sin romperme mucho la cabeza, acordarme de quien me saluda.
Cuando niña me sorprendía cómo mis maestros llamaban a cada infante por su nombre y apellidos, y no sólo era a los del aula sino a todos y cada uno de la escuela, y a los hermanos de estos, a los primos y, si te descuidabas, hasta a los vecinos, Esa facilidad para mí era, es, “increíble”. Seguir leyendo

Publicado en Crónicas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El embarque de Paíto

Paito es un hombre muy buena gente, de los que no sabe qué ofrecer cuando una lo visita, clásico Guajiro cubano que saca rima a cualquier suceso y se burla hasta de la madre que lo parió pero con tanta ingenuidad que, hasta hoy, no conozco a alguien que se haya ofendido con él.
Si bien es jacarandoso, posee una actitud ante la vida y la familia que le merecen el respeto de todos. Con él no hay medias tintas, al pan, pan y al vino, vino, “total, de jodio pa lante, no hay más ná”, suele decir. Seguir leyendo

Publicado en Cuentos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

No, gracias…

La edad de la inocencia es asombrosa, lástima que uno la aprende a valorar cuando es adulto y los infantes sorprenden. Así debió ser con nuestros padres y los padres de nuestros padres, de generación en generación. Los niños son ocurrentes, la sacan de debajo de la manga.
Recuerdo la anécdota de mi madre que narraba cómo su hermano Arnaldo dijo en plena aula, en la Escuela Santa Teresita del Niño Jesús, en Varadero, delante de una visita que “gallina prieta no da caldo”, en alusión a las monjitas del centro y, según mi madre, la gracia le costó a mí tío la expulsión del centro. Seguir leyendo

Publicado en Cuentos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mami, no te quites los tenis.

Es curioso, y muchas veces simpático, cada pareja tiene sus propios códigos para comunicarse e incluso hacer el amor .Bien simple todo, mas no imaginé que fuera una acción casi innata de los enamorados.
Puesta pal asunto, me dediqué a indagar entre mis cercanos. En la mirada de no pocos vi la sorpresa ante la pregunta de si tenían alguna palabra o contraseña para decirse o llamarse a la intimidad.
Alfre, con su tartamudeo habitual, me dijo “ay, Regly, tú siempre con lo mismo, no te cansas de joder!?” Y yo, que cuando se me mete algo entre “tarro y tarro” no desisto…PERDÓN: “cuando se me mete algo en la mente, el pensamiento”, sí porque ahora no me voy a declarar “cornuda”, o, en buen cubano, “tarrúa”, así porque así…le dije, dime Alfre, mijo, es simple curiosidad, a lo que me respondió, muerto de la risa: “bueenooo, laaaaaaa gente invita a “matar la jugaita” o a “chocar y que pare el que tenga frenos” o aaa “quimbar”…así, ni más ni menos, el niño que ví nacer me simplificó cómo se comunican, según él, algunos de sus amigos (porque él no. Él está felizmente casado),
Eloy, que justifica todo con que “en una noche de pirata cualquiera se tapa el ojo”, dice que no hay que hablar mucho, que cuando las parejas “están pá eso, sólo basta mirarse y comenzó la actividad”. Insisto en si tiene un código o frase, y ladeado me responde: “Regly, yo soy un animal”, lo que se traduce en que es un seductor. Yo, que lo conozco, aprecio su discreción en este asunto.
Landy dice que va directo al grano e invita “a cuchimbear”, que esa es la palabra mágica en sus relaciones
Las chicas, son más abiertas. Una me dice que cuando busca intimidad con su pareja sólo le dice “te extraño” y él ya sabe; Otra comenta que tararea una canción de amor, exactamente la de Maná que dice “cómo quisieraaaaa” y ya su pareja sabe. Y así fueron hablando, poquito a poquito, suave, suavecito… hasta que Elsa, la más callada, la que no había soltado su bolígrafo ni un segundo, dejó lo que estaba haciendo y, sorprendió a todos con su confesión: “Yo, cuando quiero tener intimidad con mi marido, ando descalza por la casa…
Todos la miramos y ella se apuró en decir: “sí, porque a mí no me gusta andar sin zapatos, de hecho, siempre tengo puesto tenis hasta tarde en la noche cuando me baño, antes de dormir, perooo, cuando tengo las hormonas revueltas, Chicho lo sabe porque me quedo sin zapatos y empiezo a cantar…” La risa fue unánime. Alguien gritó desde una esquina : “y se formó la gozadera..!!! –me la juego que fue Alfredito.
Montada en el burro, Elsita quiso terminar su confesión y explicó,” por eso es que cada vez que mi marido me deja, temprano aquí, me da un beso y me dice: “mami, no te quites los tenis, oíste, mi amor”.
La estampida de carcajadas, tiene que haberse escuchado en toda la redonda.

Publicado en Crónicas | Deja un comentario

Esa no se le olvida más

La vida es sabrosa porque, si bien hay días de baja, los hay de alta y son estos últimos los que indican que estamos vivos. No necesito de grandes emociones para ser feliz, disfruto mucho las pequeñas cosas, los detalles que incluyen, desde descubrir a un gorrión dándole de beber con su pico a su pequeña cría, el maullido de una pareja de gatos enamorados, el sonido de la lluvia sobre un zinc, el gesto de un amigo o la conversación, casi siempre simpática, de mis conciudadanos.
Hoy ha sido uno de esos días donde he reído con ganas, sola, en la casa, bastó con recordar la escena vivida en la mañana, cuando traté de explicarle al hijo de una amiga el uso de la letra c, en particular su uso en la palabra “cerca”.
Comencé haciendo referencia a las reglas ortográficas pero, realmente el tiempo no alcanzaba para explicar tanto contenido ni para que el niño lo aprendiera, fue entonces que me concentré en su duda de cómo se escribe la palabra “cerca”.
Confieso que me brota un gusto que tiene que ver con la añoranza por el aula y a esa hora, siempre, disfruto de más.
Lista yo, para hacer derroche de lo aprendido cuando infante, le dije a Luisy, el niño de mi amiga, “la palabra ‘serca‘ con “s” no existe en el español, sólo se escribe con “c”, la misma “c” de coco, de cama, de cuna…perooo -dije muy segura- para que no lo olvides las palabras que comienzan con “ cerc” o “circ” siempre se escriben con “c”…
Puntualicé: ¡!recuerda!! Todas las palabras que comienzan con “cerc” o “circ”, como cerca, circulo, circo, cercenar comienzan con “c”, la “c” de coco.
La madre, mi amiga del barrio, desesperada porque su hijo siempre escribe mal la palabra, no pudo más, me dijo: “perdona Reglita, pero no hay tiempo para razonar, ya va a entrar al aula”. Miró a su hijo y le dijo: “mira pá cá, procura no equivocarte con esa palabra, mírame bien (y el niño la miraba con susto) “cerca” se escribe con “c” de culo, ¡que no se te olvide!. “c” de culo. Seguir leyendo

Publicado en Crónicas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario