Manolo García, mis recuerdos

manolo_garciaManolo García, mi amigo a pesar del tiempo y su ausencia.
Nueve décadas de existencia dedicadas a aprender de la vida, de los golpes, de los libros… casi tres años de su partida.

Manolo tuvo tiempo y lo supo aprovechar. Jugó pèlota, se reunió con personas bien humildes para compartir pero, igual, se granjeo el respeto de otros a quienes sus padres les decían !cuidado! en alusión a las tempranas ideas revolucionarias que se fueron consolidando con los años y que lo llevaron después a la conspiración contra la dictadura batistiana, al periodismo agudo y al exilio, tras la orden de arresto emitida en su contra.
Pudo quedarse en cualquier lugar y no lo hizo. Volvió a Cuba cuando el triunfo y, más convencido que nunca, se puso del lado del deber.
Así intervino Radio Matanzas, junto a un grupo de compañeros. Dirigió diferentes instituciones de Cultura y volvió a Radio 26, una emisora que le pertenecerá por siempre, por derecho propio, porque en ella dejó -con gusto- sus mejores años y sueños, sus mejores acciones y sentimientos.
En Radio 26 colocó a su hijo más traviezo, Leo, y, de la mano lo tomó a él y a todos. Nos enseñó cuestiones del lenguaje, de la disciplina, de las intenciones al decir y de la vocación que debe sentir un revolucionario para ser mejor ser humano.
Manolo nos hizo sentir el amor paterno porque nos trataba como verdaderos hijos.
En lo particular le debo a Manolo García García el amor al periodismo, a la Radio y la necesidad de decir y de escribir desde mi terruño con la visión de que , por lo menos, interese a todos los matanceros.
Él decía: “tienen que escribir y decir con respeto y responsabilidad porque quienes nos leen o escuchan para nada son tontos”.
Le debo a Manolo la sonrisa franca, las meriendas en días de hambre, su mirada azul que descubrió siempre mis estados de ánimo y le debo, una y otra vez, la comprensión y el hombro que me ofreció ante cada dolor.
Dice el poeta que “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.
Entonces recuerdo y recordaré siempre  al Revolucionario, al Compañero, al Padre indiscutible, al Hombre que hizo docencia en los Departamentos Informativo y de Programación de Radio 26, al Matancero que nunca se ilusionó ni cedió ante propuestas tentadoras para trabajar en La Habana (él prefería su aldea)
Recuerdo y recordaré siempre al Héroe del Trabajo de la República de Cuba, al Premio Nacional de Periodismo José Martí, al Hijo Ilustre de Matanzas, al Artista Emérito de la UNEAC, al Premio Nacional de la Radio y al Gran Amigo.

Anuncios

Acerca de regla7

Soy una cubana que ama su país y necesita estar rodeada de buenas personas.Amo la sinceridad y la lealtad
Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s