Lo importante es no desfasarse

Dice mi padre que los años acentúan características en cada persona. Que si eras embaucador de joven con la vejez lo eres más, si eras chismoso o bretero, de anciano la cosa se pone peor y, si en la vida obraste sin medir consecuencias,  no se puede esperar nada bueno cuando los años están y el tiempo es irrevocable. Por eso, dice él,  hay que actuar con apego a lo que se siente pero también de acuerdo con determinadas normas de respeto hacia los demás porque si no la vida se ocupa de pasarte la cuenta.

Pipo es un hombre con más de ochenta años y sorprende ver su lucidez y como personas jóvenes piden su consejo para las cosas más inimaginables. Incluso, en ocasiones,  es muy actual o moderno para analizar situaciones que ni yo las logro entender con claridad.  Él dice que eso lo da los años y, le creo.

Los años además de experiencia, dan sapiencia, paciencia, visión y una especie de estrategia que permite ver por dónde viene la bola antes de salir del guante del pitcher (hablando en lenguaje beisbolero). Creo que, en su caso, se suma el ser muy callado. Eso le permite ver, escuchar y oír, que aunque parece lo mismo no es igual.  Cuando se escucha se percibe, se atiende, se siente y, cuando se oye puede hacerse lo mismo pero igual algo que se dijo  puede  entenderse o no.

Estas conclusiones, para decirlo de alguna manera, son el resultado de una conversación con mi viejo que recordando a un amigo comprende que está desfasado. El amigo digo.

Cuco dice ser capaz de hacer lo mismo que hacía de joven, e incluso con más brío. Dice que su cerebro está más despierto, que sus reflejos son mejores y que siente que puede seducir a más de una mujer con sus encantos naturales. Para él los años le han dado la experiencia pero lo han puesto en mejores condiciones de competir en “lo que sea”

Mi padre y yo nos miramos. Pipo solo mueve la cabeza y sonríe y yo lo miro seria y le digo: “ miraaaaaaaaaaaaa, tu no creerás que te creo” y, Cuco muy campante me dice “ah, bueno, allá tu si no me crees”.

Mi padre le presta atención y cuando menos lo espera le dice “verdad, que lo peor que le puede pasar a una persona a tu edad es desfasarse”

Anuncios

Acerca de regla7

Soy una cubana que ama su país y necesita estar rodeada de buenas personas.Amo la sinceridad y la lealtad
Esta entrada fue publicada en Cuentos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s