Detrás de la vueltica.

Escuchar a una joven hablar de la “vueltica” me motivó a indagar acerca de cómo los muchachos se expresan por estos tiempos.  Y en la búsqueda encontré que los estudiantes varaderenses, con la gracia y frescura que los caracteriza han incorporado una serie de términos con los que identifican sus acciones diarias.

Yo, confieso que me he reído muchísimo,  porque escucharlos comunicarse me recordó etapas anteriores donde también asumí palabras para hacer alusión a mis realidades.

Todo comenzó cuando Rache, alumna del pre-universitario, me comentó que estaba estudiando duro porque “mañana tenía la vueltica”.

“La vueltica”, pregunté.

-Sí, Regly, “la vueltica”, un Trabajo de Control que nos tiene la “testa” echando humo.

Para corroborar le pregunto si “la vueltica” es el examen y me dice sííí, claro.

Ah, mira que bien! -acoto- y tengo por respuesta: !ves!?. Entonces reparo en que “ves!?” es otra de las formas que tienen para dar la aceptación a algo.

Sigo en mi búsqueda y aparece “estamos cerraos”, manera de asegurar que dominan el contenido estudiado y si, después de la prueba salen bien la frase es “estoy dur@” y se dan un beso en los biceps. El muchacho que hace un chiste sin gracia es nada más y nada menos que un “hidraúlico”porque el chiste está aguado, pesado.

Otra expresión se usa cuando las respuestas son incorrectas: “mamitica o papitico tú tienes que parar!” e inmediatamente el alumno sabe que lo que dice es un disparate.

Si la joven se siente bonita, lo que toca es “estoy fuerte, estoy coqueta”;

si no se siente a gusto “estoy de madre”; si el varón es presumido, o tiene buena apariencia es “el más tigre, el con clase o el más completo”.

Las adolescentes le llaman a sus senos los “trufis”, en tanto a las pasaditas de peso  “buttis” y, si van a alertar a alguna amiga por el peligro de embarazo precoz las alertan diciendoles “cuidado con el ébola”.

En sólo unos momentos recibí tanta información de la forma en que los muchachos varaderenses se están comunicando en sus aulas que confieso tuve que anotar porque según ellos, nosotros, los adultos “no estamos listos para Lucas” en alusión al proyecto de videos clips cubano que apuesta por la innovación, la creatividad audiovisual y, por qué no decirlo, romper cánones en la forma de ver.

A estas alturas me río porque la juventud es única pero igual, me pregunto cómo hablaremos en un futuro no muy lejano. Me imagino delante de un auditorio dando los buenos  días e inquiriendo: “¿están listos para Lucas?” y los alumnos repondiendo: “Sí, profesora, estamos listos para Lucas y para recibir su clase también”, como dice Rache que sucede en su aula del preuniversitario.

Anuncios

Acerca de regla7

Soy una cubana que ama su país y necesita estar rodeada de buenas personas.Amo la sinceridad y la lealtad
Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s