SOS…Terremoto!!!

Cuando el pasado julio la tierra tembló en el mar, frente a las costas de la provincia de Matanzas y, en Varadero, se sintió aquel movimiento inusual, precedido por una explosión, todos nos quedamos atónitos por milésimas de segundo. Pareció cualquier cosa, desde una estampida de animales en los techos hasta una bomba detonada en la cercanía del vecindario. Y esto último bien improbable en la calma de mi Cuba pero igual, eso pensamos muchos, por un instante.

A mí, inmediatamente, me afloró la responsabilidad de madre y lo primero que hice fue llamar a mi hijo para saber dónde y cómo estaba. Él, con su parsimonia habitual, me dijo que había sentido el movimiento y que las bolas de billar se tambalearon en la mesa de la Bolera pero que todo seguía normal y estaba con sus amigos ahí…Le di indicaciones de que, al menor indicio, saliera corriendo para un espacio abierto, que no se mantuviera bajo ningún techo y le pedí que volviera a casa, por favor, a lo que respondió: “Vieja, estoy bien, todo está bien” y siguió su rumba. Seguidamente, y todo fue rápido, me brotó la reportera que habita en mí y me conecté para informar del suceso al mundo, a través de Facebook. Confieso que me satisfizo ver cómo desde todos lados la gente se interesó y mantuvo comunicación, además de agradecer por haberlos mantenido al tanto de los acontecimientos.
Shayla, una pequeña de tres años, salió corriendo para la sala de su casa y, con esa vocecita bella, llena de matices, gritaba: “nos estamos cayendo, nos estamos cayendo…es el suelo, es el suelo…abuelita, nos estamos cayendo” y Zoila, la acogió en sus brazos para protegerla y, me contó después que se sintió petrificada, con solo pensar que no podría correr si la casa se venía abajo. Dice que caviló en esas imágenes que salen en la TV cuando ocurre un terremoto, la desolación, el desastre… “en un segundo vinieron todas a la mente”.
Ramiro, sintió el ruido y creyó que una construcción cercana había cedido pero no imaginó que era un sismo hasta rato después, al escuchar el alboroto.
La gran noticia fue Alfredito, mi ahijado, alguien que se duerme y ni una orquesta logra despertarlo, salió corriendo gritando “y eso qué fue, coñoooo eso fue un terremoto eh?” Yo lo miré y le dije a su tía Arelis: “miraaaa Mama, y nosotras que creíamos que nada despertaba a Alfre, ya sabemos qué es lo que lo saca de la cama, sin esfuerzo alguno” y nos reímos en medio del susto.
Mi tía Tita, de visita en casa, junto a mi prima Yamy, echó mano a los rezos y en un santiamén bajó a todos los Santos de la Corte Celestial, oraba y me decía “Regla, mija qué hacemos?” y yo solo me reía y le decía “estate tranquila y sigue rezando”.
Muchas personas sintieron que los muebles se les movían debajo de sí y, a la hora que fue, 11.41pm, la mayoría experimentó el batuqueo en la cama
Tras la alarma, las primeras noticias. Según el Centro Sismológico de EE.UU, 4.4grados, en la escala Richter y a 10Km de profundidad en el mar, frente a Matanzas. Al otro día Cuba dijo que la magnitud fue de 4.6 y abundó en detalles.
Lo cierto es que el cubano, como siempre, se ríe de todo, y nos reímos del esposo de Xiomara, que en el momento del meneo, estaba defecando y se subió el calzoncillo y la bermuda, sin limpiarse hasta que mucho después lo recordó e hizo pública su situación. Un cantante lírico que animaba en una Villa cercana, gritó en medio de la función “esto se mueve” y la anécdota más “increíble” la hizo Ónix, una colega de Radio Varadero, que con mucha seriedad, asevera que en el momento en que bailaban al compás de Daddy Yankee, en el Anfiteatro, donde los constructores celebraban un chequeo de emulación, tembló la tierra y saben justo en qué parte de la canción…pues nada más y nada menos que cuando el cantante boricua dijo: ¡TERREMOTO!
Yo, opté por callar porque Ónix es seriecita pero Alaine, que no se le calla a nadie, gritó, desde su silla: “Coñóooooooooooo, Ónixxxxxxx…te la comiste!!! Y el colectivo de Radio Varadero se vino abajo, como buenos cubanos.

Anuncios

Acerca de regla7

Soy una cubana que ama su país y necesita estar rodeada de buenas personas.Amo la sinceridad y la lealtad
Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s